Trabajo

OIT celebra la reforma laboral de México en un 2020 marcado por la covid

Imprimir E-mail

MÉXICO.- La reforma laboral iniciada por México este año es el avance "más importante en el ámbito de los derechos laborales" desde la primera ley mexicana del trabajo en un año marcado por la covid-19, aseveró este lunes el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el país, Pedro Américo Furtado de Oliveira.

Furtado de Oliveira, responsable de la oficina de la OIT para México y Cuba, destacó que el país norteamericano puso énfasis con esta nueva regulación en "garantizar la negociación colectiva, afianzar la libertad sindical, eliminar el trabajo forzoso e infantil y por último erradicar la discriminación en los empleos".

"Esos compromisos no sólo fundamentaron la reforma laboral sino que son el eje modular del capítulo laboral del T-MEC", señaló el directivo en referencia al nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, que entró en vigor el 1 de julio.

La reforma laboral emprendida este año, necesaria para cumplir con el acuerdo comercial T-MEC, se implementará escalonadamente por estados, hasta estar vigente en todo México en 2022.

Ante ese escenario, Furtado de Oliveira consideró "una prioridad" para la OIT la "efectiva federalización de los nuevos derechos".

Los primeros ocho estados en asumir el nuevo sistema laboral en noviembre de este año fueron Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, Hidalgo, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas.

El director regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, se refirió a los estragos que la pandemia de covid-19 ha dejado en la zona en materia laboral y aseguró que ha provocado un retroceso de "10 años en 10 meses".

"Fue un año repleto de desafíos. Estamos afrontando una de las peores crisis de la historia. Una crisis sanitaria y económica que tiene repercusiones en el mercado laboral que son profundas y que van a dejar cicatrices", aseguró.

Pinheiro consideró que en la América Latina continental el empleo está en "terapia intensiva", mientras esperaba que la crisis "tocara más" en el Caribe, donde la economía "se está reactivando de una manera muy rápida".

"Esperemos por supuesto que la pandemia esté controlada con una vacuna en algún momento del próximo año. Pero todavía hay mucho que hacer en materia de curar las cicatrices y las secuelas que nos va a dejar esta crisis a largo plazo", reflexionó.

EFE

 

Día Mundial de la Pesca, un foco hacia el trabajo de 55 millones de personas

Imprimir E-mail

MADRID.- Organizaciones internacionales, sectores y ONG vinculados al mar celebran el Día Mundial de la Pesca para realzar la labor de 55 millones de trabajadores y trabajadoras.

Desafíos laborales, la lucha contra el pescado ilegal y la inquietud por el impacto sanitario y económico del coronavirus marcan este año esta conmemoración, impulsada por las comunidades pesqueras y refrendada por entidades como la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“El sector pesquero tiene una naturaleza única; es exigente y gratificante a la vez”, subrayó el director de la Unidad Marítima y de Transporte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Brandt Wagner.

La pesca es el sustento de 55 millones de trabajadores, 40 millones de ellos a bordo de un buque, según datos difundidos por Wagner en un seminario virtual organizado por los sindicatos de la Unión Europea (UE), precisamente para examinar la puesta en marcha del Convenio 188 de la OIT sobre trabajo y vida decentes a bordo.

Sin embargo, según datos de la ONU citados por la patronal española Cepesca, si se suman puestos indirectos, la pesca da trabajo a 200 millones de personas, y 800 millones de habitantes del planeta dependen de la cadena de valor de producción y venta de pescado y de marisco.

España es la primera potencia pesquera de la Unión Europea (UE) -con 8.884 barcos y más de 30.000 tripulantes-.

LA POSICIÓN ESPAÑOLA

La secretaria general española de Pesca, Alicia Villauriz, declara a Efe que la celebración de este Día es importante porque atrae la atención internacional hacia un sector “imprescindible para el abastecimiento alimentario” y este año aún más esencial durante la pandemia.

Para España, el reto es potenciar una gestión más sostenible, impulsando “el conocimiento científico, la digitalización y la modernización del control de la flota y de la cadena de comercialización pesquera”, según Villauriz.

Ha apuntado que “hay margen” para mejorar la situación tecnológica de la extracción y producción pesquera para adaptarla a tiempos difíciles.

También ha aludido a los planes específicos para este sector, dentro de los fondos que recibirá España de la UE para la recuperación pospandemia.

“TODO EL MUNDO DEBERÍA SUBIR UN DÍA EN SU VIDA A FAENAR”

El secretario general de la patronal española de armadores Cepesca, Javier Garat, afirma, en declaraciones a Efe, que todo el mundo “debería subir una vez en su vida en un barco” para pasar un día faenando, con el fin de conocer las condiciones de trabajo.

Garat, también presidente de la patronal europea Europêche, aboga por una nueva narrativa de la pesca, para que los ciudadanos la vean “como parte de la solución y no como un problema” a la hora de pensar en el estado de los océanos.

En esa línea, resalta su papel en el suministro de alimentos y en la protección ambiental.

En ese sentido, cita que los últimos informes científicos han demostrado una mejora de los caladeros en el Atlántico; en el Mediterráneo, reconoce que la situación es más delicada.

PROBLEMAS INMEDIATOS PARA LA FLOTA DE BAJURA

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Cofradías Pesqueras, Basilio Otero, califica como “otra vuelta de tuerca” la caída de precios y de ventas de pescado a causa de los cierres de hostelería por el coronavirus.

Las principales tribulaciones para la flota nacional, añade, son el Brexit, la negociación de las cuotas para 2021, como todos los meses de diciembre, y en esta ocasión acrecentada por una propuesta que recorta un 15 % los días en el mar para la flota demersal del Mediterráneo.

EFE

 

La COVID-19 fuerza el cierre de miles de fábricas de textil en Asia

Imprimir E-mail

VIETNAM.- La caída del consumo global de ropa y las medidas para frenar la expansión de la COVID-19 han provocado en el sector textil una crisis más profunda que la de 2008, con el cierre de miles de fábricas en Asia y pérdidas de ingresos para millones de trabajadores.

"El comercio de textil se derrumbó en la primera mitad del año. En algunos casos las importaciones desde algunos países cayeron hasta un 70 por ciento respecto al año anterior", afirmó en una rueda de prensa virtual desde Bangkok Christian Vieghelahn, economista de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) en Asia-Pacífico.

Este organismo presentó este miércoles un informe que explica que la caída en la producción textil y en el empleo ha provocado en este sector una crisis más pronunciada que la de 2008-09 en la región de Asia-Pacífico, de donde provienen el 60 por cien de las exportaciones mundiales.

"La profundidad de esa caída y la velocidad y la forma de recuperación no serán plenamente visibles hasta 2021 o 2022", reza el informe, que recuerda que el textil da trabajo a 65 millones de personas en la región, el 75 por ciento de los empleos de esta industria en el mundo.

Vieghelahn explicó que la clausura de miles de fábricas de forma temporal o permanente a lo largo del año se debe a la caída de la demanda global de ropa, los cierres forzosos para frenar la expansión del coronavirus y el desabastecimiento en las cadenas de suministro por la inactividad de proveedores de materias primas.

Los cierres por motivos sanitarios tuvieron su momento álgido en marzo y abril, cuando perjudicaron a 56 millones de trabajadores, pero en septiembre cinco de los 33 países de la región seguían afectados.

En aquellos primeros meses la industria sufrió la parálisis de centros productores como China, que provee de materia prima a fábricas del sector en todo el continente, sobre todo en el sur y sudeste de Asia, donde se encuentran grandes productores como Bangladés, Vietnam y Camboya.

Asia es el centro de fabricación para grandes conglomerados extranjeros como el sueco H&M y el español Inditex, al que por ejemplo suministran ropa y calzado 2.795 fábricas de China, 508 de Bangladés, 151 de Vietnam y 156 de Camboya, según los datos de la compañía española.

Aunque alguno de esos países ha dejado atrás los meses más duros de la pandemia, siguen sufriendo las consecuencias económicas por la caída de la demanda en los países importadores, ya que la mitad de los empleos en las cadenas de suministro del textil dependen de los pedidos de naciones donde las medidas de confinamiento son más estrictas.

El organismo eludió dar una estimación de los puestos de trabajo perdidos por la pandemia en toda la región, pero sí indicó que al menos 812.000 empleados del sector habían sido despedidos en Indonesia hasta julio, el 30 por ciento de los trabajadores del sector.

El informe alerta de que las mujeres, mayoritarias en el sector, son las que más están sufriendo las consecuencias de la crisis y se corre el riesgo de revertir los progresos alcanzados hacia una mayor igualdad.

La OIT también recalcó la necesidad de mejorar la protección social de los trabajadores e insistió en la importancia de la negociación colectiva, que tiene poco peso en la región y pidió a las marcas que "asuman sus responsabilidades" en la protección de los trabajadores.

EFE

 

Pandemia agudiza la "precarización" y aleja más a Panamá del trabajo decente

Imprimir E-mail

PANAMÁ.- Solo el 20 % de los trabajadores de Panamá tiene la estabilidad laboral que conduce de alguna manera al trabajo digno o decente y el impacto de la pandemia ha venido a empeorar el panorama, admitieron a EFE sindicalistas y funcionarios gubernamentales.

La crisis sanitaria llegó en momentos en que el desempleo registraba en Panamá una tendencia al alza y se ubicaba en el 7,1 % y la informalidad en un 45 %, tasas que se elevarán al cierre de este año hasta 25 % y 55 %, respectivamente, según las previsiones oficiales.

En ese contexto se conmemora este miércoles la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define como "el acceso a un empleo con derechos y sin discriminación, en condiciones seguras y saludables, con una remuneración suficiente para vivir dignamente y con protección social", y que está contemplado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU.

SINDICATOS: NO SE HA HECHO NADA POR EL TRABAJO DECENTE EN PANAMÁ

Mala distribución de la riqueza, falta de estabilidad laboral, contrataciones temporales y la informalidad son consideradas por los sindicalistas como las trabas que por décadas han "precarizado" las condiciones de trabajo en el país, a lo que se agrega la pandemia de la COVID-19.

El secretario general del activo y beligerante Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), Saúl Méndez, dijo a EFE que en Panamá "una gran parte del pueblo trabajador no tiene estas condiciones de empleo decente", y es porque hay una "distribución de la riqueza en función de los niveles de acumulación exorbitante el sector patronal".

La pandemia "viene a jugar un papel ahora en función de generar mayor desempleo y mayor desigualdad, pero no es la responsable" de la situación de los trabajadores porque ya "antes existían las condiciones de bajo salario, de alto costo de la vida, de la precariedad en los puestos de trabajo".

"Habría que hacer un llamado en el país para que se cumpla con ese concepto del desarrollo del trabajo decente" para beneficio de los trabajadores del sector público y privado, remarcó Méndez.

Eduardo Gil, secretario general de Convergencia Sindical, que afilia a sindicatos y federaciones de trabajadores de todos los sectores, señaló a EFE que en Panamá "no se ha hecho nada en los últimos Gobiernos para fortalecer el trabajo decente" ni por acabar con la desigual distribución de la riqueza.

Gil destacó que desde el 2002 hasta el 2018 la participación de los salarios en el producto interno bruto (PIB) se redujo del 37 % al 24 %, y en ese mismo periodo, la de la ganancia de las empresas se incrementó del 36 % al 56 %: "Es la brecha entre los que menos reciben y los que más reciben en la relación capital-trabajo".

El líder sindical indicó que en Panamá "solo el 20 % de los trabajadores tiene estabilidad laboral, el resto está en condiciones de trabajo precarias, aparte de la poca cobertura que tiene la seguridad social en las regiones agrícolas", y a eso se agrega la elevada informalidad.

Y la lógica del "emprendimiento y el autoempleo", tan en boga ahora como una vía para combatir los efectos de la pandemia, "en realidad son medidas de subsistencia ante la ausencia de un empleo formal".

"Todas las políticas que se han desarrollado a partir de la pandemia han ido a proteger la ganancia, mientras los trabajadores llevan más de ocho meses con contratos suspendidos y con una proyección muy poco alentadora para el próximo año", manifestó Gil.

EL GOBIERNO Y SUS PLANES PARA PROMOVER EL TRABAJO DECENTE

Carlos Landero, jefe de Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), dijo a EFE que el Gobierno Nacional "tiene proyectos y programas dirigidos a establecer y a fomentar estas políticas de trabajo decente".

Landero, sin embargo, explicó que "más que todo en este tiempo de pandemia el enfoque de trabajo decente va dirigido a la supervisión y verificación del cumplimiento de protocolos de bioseguridad que eviten la propagación del virus (que produce la) COVID-19".

Esto, según con Landero, "obviamente va dirigido a establecer centros de trabajo dignos que posibiliten un ambiente sano para que se realice una buena actividad laboral en todos los ámbitos de la economía".

El jefe de Inspección de Trabajo en el Mitradel reconoció así que "la pandemia ha podido enseñarnos a re-enfocar la relación laboral", al igual que los empresarios y trabajadores han comprendido que "sin el concurso" de ambos "no va a existir empresa".

EFE

 

España, entre los países más avanzados en regulación del teletrabajo

Imprimir E-mail

MADRID.- El recurso al teletrabajo para no parar la actividad durante la pandemia de COVID-19 ha sido una tendencia generalizada en Europa y en otras grandes economías del mundo, aunque muchos de estos países no cuentan aún con una regulación específica como la aprobada en España con acuerdo social.

"Esta norma nos coloca a la vanguardia de las legislaciones europeas", ha afirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que ha reconocido que la pandemia ha acelerado la aprobación de la ley.

EUROPA

Fuentes de la Comisión Europea han indicado a EFE que vigilarán que el teletrabajo cumpla con las normas europeas, entre ellas la "muy necesaria" separación entre la vida privada y la profesional, un aspecto sobre el que también se ha mostrado preocupada la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

Según cifras oficiales, antes de la pandemia, en 2019, el 5 % de los europeos trabajaba desde casa, un porcentaje que se disparó hasta el 37 % en abril de 2020.

Francia cuenta con una regulación desde 2005, pero la situación actual ha abierto el debate sobre si es necesaria una modificación, ya que los sindicatos quieren que se impida el teletrabajo a toda la semana, un control más riguroso sobre la carga laboral y horarios para garantizar la desconexión -que es un derecho ya recogido- o precisar los gastos que asume el empleador.

La patronal francesa prefiere no interferir en los procesos abiertos en muchas empresas con los representantes de los trabajadores para fijar sus propias reglas, mientras que el Gobierno ha optado por dejar el tema en manos de los interlocutores sociales.

Alemania no cuenta con una legislación específica, pero el marco legal general establece que el teletrabajo es voluntario.

El Gobierno federal está elaborando un proyecto de ley que está previsto que se apruebe este otoño y en el que podría incluirse la desgravación de los gastos que para el empleado acarrea el teletrabajo.

En Italia, durante el estado de alarma, hasta el 15 de octubre, las empresas pueden asumir el teletrabajo para su plantilla de forma unilateral y simplificada, pero si no se prorroga el estado de emergencia, las empresas tendrán que firmar acuerdos individuales que incluyan las herramientas a utilizar, los tiempos de descanso y las medidas que garantizarán el derecho a la desconexión.

No obstante, el Ejecutivo italiano quiere regular a nivel nacional el teletrabajo y tiene previsto reunirse con los agentes sociales.

Los empleados británicos pueden solicitar a su empresa acogerse a medidas de "trabajo flexible", entre las que se incluye el teletrabajo, siempre que hayan trabajado al menos 26 semanas en esa compañía.

La empresa está obligada evaluar su petición y responder de "manera razonable", aunque puede rechazarla, y de aceptarla está obligada a pagar el mismo salario y aplicar el resto de condiciones del contrato.

AMÉRICA LATINA Y ESTADOS UNIDOS

México no tiene regulado el trabajo a distancia, aunque el Gobierno anunció en junio que lo haría, teniendo en cuenta que solo el 20 % de las empresas están preparadas para el teletrabajo, aunque el 57 % lo habilitó en la pandemia, según el Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF).

Más de 15 millones de trabajadores independientes ya trabajaban desde casa antes de la pandemia, en un contexto en el que casi el 55 % de las 49,8 millones de personas ocupadas están en la informalidad, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En Brasil, el teletrabajo está regulado desde 2017, aunque hay propuestas para mejorar la normativa, principalmente dirigidas a garantizar los derechos de los empleados y transferir al empleador los costes de energía, internet y teléfono.

El Parlamento de Argentina aprobó el pasado 30 de julio una ley que regula el teletrabajo, pero varias cámaras empresariales rechazan la nueva norma porque consideran que es de muy difícil implementación y desalienta la generación de empleo.

El nuevo marco normativo general establece el derecho a la desconexión y el carácter voluntario de esta modalidad para el trabajador, en tanto que contempla los mismos derechos para quienes trabajan a distancia y presencialmente.

En Estados Unidos, la regulación del teletrabajo está circunscrita al empleo público y requiere que haya un acuerdo por escrito entre el empleado y el supervisor, el nombramiento de un director de teletrabajo y que haya una capacitación previa.

OIT

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) cree que el teletrabajo seguirá siendo necesario hasta el fin de la pandemia e incluso en la "nueva normalidad" posterior, lo que requerirá una gestión empresarial más basada en la confianza y los resultados que en la presencia física del empleado.

Asimismo, advierte de que, aunque el teletrabajo da a los trabajadores una agenda más flexible y la libertad de trabajar en lugares alternativos, "presenta riesgos como el aislamiento y la pérdida de contacto con los colegas de trabajo".

EFE

 

OIT: protección social en países pobres necesita 1,2 billones de dólares más

Imprimir E-mail

GINEBRA.- Los países en desarrollo necesitan una inversión de 1,2 billones de dólares, equivalentes a un 3,8 % de su PIB, para garantizar un mínimo sistema de seguridad social y atención a toda su población en la actual pandemia, alerta un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La brecha es mayor en los países de ingresos bajos, donde la inversión media requerida equivaldría a un 16 % de su producto interior bruto (PIB), destacó la organización en un comunicado.

OIT también advirtió de que las necesidades financieras en estas redes han aumentado globalmente en torno a un 30 % con la pandemia, no sólo debido a las mayores necesidades de atención médica sino también por la crisis económica y la pérdida de numerosos empleos derivada de ésta.

Oriente Medio, Asia Central y el continente africano son las regiones donde la brecha de financiación de la seguridad social ha aumentado más, y requerirían como media un incremento de la inversión en esta partida de hasta el 9 % de su PIB, siempre según el estudio de OIT.

En realidad, sólo un 45 % de la población mundial está cubierta por al menos una red de protección social, dejando completamente desprotegidos a unos 4.000 millones de personas, algo especialmente dramático en la actual crisis sanitaria, recuerda la OIT.

El organismo, con sede en Ginebra, también revisó las medidas que los países han tomado para intentar reducir el impacto de la crisis en sus redes de protección social, que en general han consistido en subidas de impuestos a determinados sectores, como multinacionales a tecnológicas, o también en nuevas tasas aéreas o al comercio.

OIT exhorta a las instituciones financieras internacionales, tales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, a complementar estos esfuerzos nacionales con programas de ayuda a los gobiernos de países en desarrollo.

EFE

 


Página 1 de 37
LiteraturaJohn Le Carré, el novelista con lenguaje cinematográfico
14/12/2020

MADRID.- Las novelas de John Le Carré son un material puramente cinematográfico, tanto que ha sido fácil mantener su esencia en el salto a la gran y pequeña pantalla, con excelentes adaptaciones,  [ ... ]


MúsicaDocumental "Rompan todo", una mirada a la identidad del rock en Latinoamérica
14/12/2020

MÉXICO.- El rock, como el mundo, está en cuarentena, afirma en una entrevista con Efe el argentino Gustavo Santaolalla, uno de los productores de la serie documental "Rompan todo", que en tiempos co [ ... ]


TeatroLa reinvención de la ópera italiana contra las butacas vacías
14/12/2020

ROMA.- Las históricas óperas italianas, cerradas al público por la pandemia, han tenido que reinventarse para inaugurar sus temporadas, aliándose con la televisión e internet para eludir el silen [ ... ]


Radio y TvAlicia Vikander y Olivier Assayas llevarán "IRMA VEP" a HBO
14/12/2020

LOS ÁNGELES.- Alicia Vikander será la protagonista de la adaptación televisiva que prepara Olivier Assayas de su película "IRMA VEP" (1996), informó HBO en un comunicado. Inspirada de manera un  [ ... ]


CineLista de galardones de los 33 Premios del Cine Europeo
14/12/2020

BERLÍN.- La película "Another round", dirigida por el danés Thomas Vinterberg, se hizo con el premio al mejor filme de la 33 edición de los Premios de Cine Europeo en una gala celebrada virtualmen [ ... ]


DiscotecaDebi Nova vive con alegría y sensibilidad la nominación de su álbum al Grammy
14/12/2020

SAN JOSÉ.- La cantautora Debi Nova vive con gran alegría y sensibilidad uno de los mejores momentos de su carrera luego de que su álbum "3:33" obtuviera un Grammy Latino y fuera nominado a mejor á [ ... ]


Trabajo

OIT celebra la reforma laboral de México en un 2020 marcado por la covid
14/12/2020

MÉXICO.- La reforma laboral iniciada por México este año es el avance "más importante en el ámbito de los derechos laborales" desde la primera ley mexicana del trabajo en un año marcado por la covid-19, aseveró este lunes el director de la Organización [ ... ]


Prensa

Angelina Jolie dirigirá una cinta sobre el fotógrafo de guerra Don McCullin
21/11/2020

LOS ÁNGELES.- Angelina Jolie volverá a las labores dirección con "Unreasonable Behaviour", una película sobre la vida del fotógrafo británico Don McCullin, uno de los fotógrafos de guerra más aclamados del mundo. "Me atrajo su combinación de vale [ ... ]


Opinión

En América Latina urge nuevo pacto o diálogo social, afirman especialistas
21/11/2020

LIMA.- En América Latina urge un nuevo pacto o diálogo social entre los Gobiernos, las empresas y la sociedad civil para alcanzar la igualdad, la sostenibilidad y la transparencia, concluyeron expertos internacionales que participaron en un foro regional vir [ ... ]


Tecnociencia

Una enfermera de Queens, la primera neoyorquina en recibir la vacuna
14/12/2020

NUEVA YORK.- La ciudad de Nueva York ha elegido a una enfermera de la comunidad afroamericana, una de las más castigadas por la pandemia, y al barrio de Queens, una de las áreas donde la covid-19 ha robado más vidas en el país, para comenzar su campaña de [ ... ]